Mi lista de blogs

8 dic. 2008

Cientificos hacen la lista del arca de Noe

La Tierra está en medio de la sexta extinción masiva de vegetales y animales, con casi el 50 por ciento de todas las especies bajo amenaza de extinción. Debido a la devastación actual, un grupo de biólogos de la Universidad de California en Santa Bárbara trabaja a marchas forzadas para determinar qué especies deben salvarse. Ahora han presentado los resultados de un estudio internacional de los ecosistemas de pradera que poseen plantas con flores.

(NC&T) Bradley J. Cardinale, profesor de ecología, evolución y biología marina de la Universidad de California en Santa Bárbara, cree que la extinción podría alcanzar una velocidad tan elevada como para que en el transcurso de una vida humana se llegase a perder la mitad de las especies vivas del planeta. "Queremos saber cuáles merecen la prioridad más alta para su conservación", explica.

La última extinción masiva de gravedad parecida a la actual se desencadenó hace 65 millones de años y probablemente fue el resultado de un gran meteorito que impactó contra la Tierra. Es conocida como la extinción de los dinosaurios, pero también vastas cantidades de especies vegetales se extinguieron en aquella ocasión.

Según el estudio actual, las especies genéticamente únicas son las que tienen la mayor importancia en un ecosistema. Éstas son las que los científicos recomiendan en su listado como las de mayor prioridad para su conservación.

Cardinale, Marc W. Cadotte y Todd Oakley hicieron un metaanálisis a partir de aproximadamente 40 estudios importantes sobre los ecosistemas de pradera de muchas partes del mundo. Ellos reconstruyeron la historia evolutiva de 177 plantas con flores usadas en estos estudios por comparación de la composición genética de las plantas.

Los científicos encontraron que algunas especies son más críticas que otras para conservar las funciones de los ecosistemas, y que estas especies tienden a ser las genéticamente únicas. Por consiguiente, están tratando de guiarse por la historia evolutiva para encarar mejor los esfuerzos de conservación y para obtener un mejor conocimiento de los impactos potenciales de la pérdida de estas especies.

Los estudios recientes demuestran que los sistemas ecológicos con menos especies generalmente producen menos biomasa que aquellos con más especies. Menos biomasa vegetal significa que se absorbe menos dióxido de carbono de la atmósfera y que se produce menos oxígeno. Así, cuando la biomasa vegetal disminuya en muchas partes del globo, la composición de la atmósfera que sustenta la vida podría resultar gravemente afectada. Además, habrá menos biomasa vegetal para la alimentación de los animales herbívoros. Cadenas alimentarias enteras podrían romperse, algo que incidiría de forma muy negativa en la producción agrícola y en la pesca.

Gail Gallessich
USA
Tel.: 805-893-7220
E-mail: gail.g@ia.ucsb.edu

Para saber más...

No hay comentarios: